Elaboramos Productos de Calidad

Mojo Palmero Artesanal


Bruco La Palma S.L.U. es una fabrica de Mojos (Salsas) Artesanales Canarias, Mermeladas, Postres entre otros productos. Nuestros productos tales como el Mojo Palmero Artesanal poseen una larga trayectoria tanto nacional como internacional, ya que al comprar algunas de nuestras marcas no solamente adquirimos la marca en sí, sino también las recetas tradicionales de cada uno de los respectivos productos.

Nuestro compromiso es elaborar “productos de calidad”, para que los clientes no solo reciban productos de confianza, sino también productos saludables, ya que ellos no contienen ni espesantes, ni conservantes, tal como se recogen en nuestras etiquetas.

Nos dedicamos a la elaboración de mojo palmero artesanal

Ahora bien, haciendo una pequeña reseña histórica en cuanto a la marca BRUVIC, podemos señalar que esta nace en el año 1988, cuyo objetivo era la de plasmar en un producto la receta tradicional tal como nuestros antepasados elaboraban en sus casas el mojo palmero, así nació la idea de hacer un mojo de forma artesanal, cuidando cada detalle de esa tradición lo que se conserva hasta el presente.

En un principio se fabricaba el mojo rojo suave, el mojo rojo picante, el mojo verde y el mojo cilantro; más adelante se empezaron a ir incorporando con la misma filosofía de tradición otros productos como la crema de plátano, el dulce de higo, almogrote y bienmesabe etc.

Premios por la elaboración y fabricación de mojos palmeros

Los esfuerzos y perseverancia por parte de los pioneros de la marca BRUVIC, en cuanto a conservar la tradición en la elaboración y fabricación de los mojos palmeros, se vieron recompensados con la obtención de diferentes premios, entre ellos, “EL Diario de Avisos en su modalidad de Artesanía Agroalimentaria en el año 1996”, así como al “Mejor Mojo en la Feria de la Alimentación de Canarias 2002”.

En este breve resumen hemos hecho referencia a la marca “BRUVIC” por ser la más antigua en cuanto a tradición se refiere, sin embargo, poseemos otras marcas que se encuentran tanto en el mercado nacional como internacional, entre ellas, “Bruco” y “Conde Canseco”.

La calidad de la marca Bruvic fue tan reconocida que se abrieron nuevas fronteras en EEUU (Miami, 1998) y Venezuela (Caracas, 1999). Siguiendo ese impulso que da calidad y servicio, se amplió su presencia en ferias internacionales alimentarias en Barcelona, Brno (República Checa, 1998), feria agroalimentaria de Poznań (Polonia, 1999) y SIAL de París (2000).